El Ayuntamiento y la Mayordomía de San Blas realizarán actos extraordinarios el miércoles para festejar la declaración de Bien de Interés Cultural

El pleno de la Generalitat Valenciana ha aprobado por unanimidad que El Cabildo de Sax sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC) de carácter Inmaterial. El acuerdo se adoptó el pasado viernes y se trata del último paso administrativo para que la medida se publique en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) el próximo miércoles, el segundo día de Navidad. De este modo la publicación del BIC en el DOGV, tal y como el diario INFORMACIÓN adelantó el pasado 15 de diciembre de 2018, se haría coincidir con el mismo día en el que se celebra tradicionalmente El Cabildo, que es un concejo abierto de origen medieval que se tiene lugar en la villa sajeña cada 26 de diciembre y sirve de preludio a las fiestas de Moros y Cristianos que se desarrollan del 1 al 5 de febrero en honor al patrón San Blas.

Este año la Corporación local que preside el alcalde Juan José Herrero y la Mayordomía de San Blas, que dirige el doctor José Vicente Vaquer, han preparado un Cabildo muy especial para festejar el logro alcanzado. Con tal fin se espera la asistencia de representantes de distintas Instituciones Valencianas y la interpretación, en la plaza de San Blas, a los pies del castillo, del pasodoble El Cabildo, del maestro Miguel Villar. Una pieza que será tocada por las dos bandas de músicas sajeñas, la Sociedad Unión Musical y Artística de Sax y la Sociedad Instructiva Musical Sones de Sax, cuya participación en este acto les ha resultado muy ilusionante. "Será un día especial para finalizar el año y dar la ocasión a la villa de sentirse orgullosa de sus tradiciones más ancestrales, las que dan personalidad y carácter a nuestro pueblo", ha destacado el alcalde.

Han sido muchas las personas y las instituciones que durante casi nueve años han colaborado para conseguir el BIC. Un reconocimiento que recoge la particularidad de El Cabildo de Sax, una asamblea única en la Comunidad Valenciana que sigue convocándose a toque de campana y sin levantar actas de lo acordado aunque todos sus acuerdos eran vinculantes para la vida ciudadana y, de hecho, se llevaban a cabo por tradición oral como se hacía en la Edad Media.

Fuente: Diario Información.